oja de entrada

Revista Tranvía 2, Noviembre 1984

Revista Tranvía 2, Noviembre 1984


El organillo, primer número, 1985. Editor y creador, Erwin Díaz

                                                                                                                      / XXVI sara jevo

 
Una bala ciega cruza el valle desde las montañas
   hasta una de las ventanas de la casa blanca
rompe el macetero en veinte pedacitos chicos
   cae la tierra sobre la alfombra roja y azul y amarilla
los pétalos del geranio de invierno se vuelan casi
   como si fuera el viento/ van a dar sobre
la colcha de hilo, sobre los cojines de lana de
   oveja, de la pared se desclavan dos pinturas
dos acuarelas de niña y el agua del río corre
   sobre el piso de piedra unos árboles se quedan
bajo las patas del camastro una imagen de la virgen
   algún santo sin nombre el banderín de un equipo
de fútbol impronunciable unas ramitas para ahuyentar
   malos espiritus. Una ciega
bala cruza el valle las mantañas el pueblo las calles
   las ventanas de la casa blanca la ella
leyendo y se devuelve
   al valle a través de las calles
del pueblito los ríos las virgencitas los
   banderines los pétalos la tierra las
raíces.
 

                                                      /"nadie te enseña a volar en el espanto" (gelman) 
 
voy por el mundo con unas ojas vajo el vraso
colgando de sus ramas anteriores a los estos
amaneceres sin ellas las que atrás de tanto
tronco y cáscara han sembrado su semilla y sangre
¿porqué, me preguntan sus parpaditos de agua?
¿sólo con sed he de responderle?
 
no me pierdo nunca al volverle las esquinas
al cayéndose vuelo para arriba de las alas
del pajarraco y sus pupilas sin salida
mientras con unos metales le saca el pelo
de su suave cabellera y ya no más el viento
ni los deditos tuyos ni los otros que te buscan
 
a la hora de caer se vuelan todas las semillas
nadie queda en las arenas gritando caracoles
los pasos se hacen nada o simplemente se desalan
 
antes de subir veníamos bajando las que somos todas
bandada desplumada de pájaras de la media mañana
las musicantas del barrio las antimudas perseguidas
 
 

                                               

/de día madre de farrokhzad va a escuela de adultos a aprender diferencia entre vocales cortas y largas mientras conductor ebrio

tiene hija que sopla autas de plástico y armónicas de tres notas
                                                                         dibuja caballos hipopótamos hipocampos la saliva de su rojo viene del sol
                                                               en alas de sus patas pezuñas de naranja de día quiebra sus ventanas con lápices de su punta                             tiene hija que baila descalza al canto de su hermana gemela y saca del lodazal el barro de sus                       pajaritos descalzos de oídos sordos                                                                                                                         
en cántaros de sandías y calabazas hace dormir sus mariposas y tardes de serpentinas

no tiene hijas

 

 

32

 

 

 

 

 

 

no soy dice madre a madre
                                                                                                                                         y a mí no me hace surquitos en la frente
                                                                                                                con su peine de verdes tallitos o amarillos no sé

no abre o cierra portales portones mamparas cartoneras ventanas                                                                       con las uñitas no ata los cordones ni trae ollitas de hirvientes

madre dice hija a madre de madre
                                                                                                                        para amantes no hay estrellas los vientres del tragante mar                                                                                 nido de muriente aves que iban pero nunca

en esta casa le dice seremos los que íbamos                                                                                                tragantes de luz agusanantes
                                                                                                                               contra las paredes del techo recovecos de ascensor                                                                                         planchita de metal sosteniendo el ventanal

aquí quedan me dice las manchas de tu luz 

 

50

 

 

 

 

 

 

 

 

 

poemas viejaos

 
 
 

 

Novedades

23.02.2018 16:13
Tanto silencio                                                                                ...
23.02.2018 14:45
La locomotora de tu cerebro se acopla y pone en marcha,                                                                    ...
15.02.2018 13:41
  pasaba los días diferenciando                entre vocales cortas y largas                 como si los sonidos que salían                   de sus labios pudieran...
11.11.2016 11:23
11.11.2016 11:18
09.11.2016 15:14
Dikter i tolkning av Hjalmar Gullberg, 1945  No saludé las ciudades;                                                                ...
08.11.2016 18:05
08.11.2016 17:20